Dos malos resultados en la Liga Santander (dos empates en casa ante Valencia y Levante) han servido para que la calma y la paz generada por las victorias en las dos Supercopas ganadas en el último mes desaparezcan en el Real Madrid.

Falta un delantero

Álvaro Morata marcó 20 goles la pasada temporada, pero el Real Madrid no ha sabido reemplazarle.

Álvaro Morata marcó 20 goles la pasada temporada, pero el Real Madrid no ha sabido reemplazarle.

En una sorprendente rueda de prensa previa al choque contra el APOEL chipriota, Zinedine Zidane no ha tenido problema alguno en reconocer que echa de menos “un delantero más” cuando, desde el entorno del propio club de Concha Espina, se ha repetido por activa y por pasiva que ha sido el galo quien habría pedido la no contratación de ningún jugador más, una vez sabida la negativa de Mbappe para fichar por el doble campeón de Europa.

Lo cierto es que los dos empates ante los dos conjuntos valencianos han dejado al francés en una situación cuanto menos complicada. Con crédito casi infinito tras ganarlo todos en sus 21 meses al frente del Real Madrid, Zidane rozó la perfección el curso pasado, tomando decisiones sorprendentes, con rotaciones impensables que le salieron perfectas.

Sin recambio para la BBC

Karim Benzema tuvo un mal día de cara al gol, fallando hasta 8 ocasiones de gol ante la meta del valencianista Neto.

Karim Benzema tuvo un mal día de cara al gol, fallando hasta 8 ocasiones de gol ante la meta del valencianista Neto.

La sanción de Cristiano Ronaldo, la baja forma de Gareth Bale y la lesión de Karim Benzema dejó al conjunto merengue sin un delantero centro de nivel, justo cuando los dos jugadores que ocupaban ese puesto la temporada pasada, saliendo desde el banquillo, Álvaro Morata y Mariano, marcaban de nuevo con sus nuevos equipos.

La salida de Morata fue un golpe para el equipo, ya que tanto Zidane como el propio club querían su continuidad, pero el madrileño no quería pasar otro curso a la sombra de Benzema, al que se le lleva acusando demasiado tiempo de jugar por decreto. El Chelsea fue el que más pujo por un jugador que promedia 0.6 goles por partido en este inicio de Premier League, luciéndose como un excelso rematador de cabeza cuando, pocas horas antes, ni Benzema ante el Valencia, ni Bale ante el Levante, fueron capaces de marcar en claras ocasiones de gol, precisamente con la testa.

Mbappe era el elegido

Mbappé era el elegido por Zidane para reforzar la delantera blanca y ocupar el puesto dejado por Álvaro Morata.

Mbappé era el elegido por Zidane para reforzar la delantera blanca y ocupar el puesto dejado por Álvaro Morata.

La venta de Morata podía haber provocado la llegada de Mbappe, pero el francés tampoco quería tener que chupar banquillo por detrás de la BBC. La oferta del PSG fue superior en lo económico, pero el factor clave fue su escasas ganas de tener que pasar un año sin ser titular con el Mundial el próximo verano.

En el caso de Mariano, el Real Madrid ha seguido los deseos de Zidane, que no ve en el hispano-dominicano al jugador que él quiere para la delantera. Sus goles en la Ligue 1 (5 en 6 partidos) le han metido de lleno en una conversación en la que nunca estuvo presente ya que, pudiendo elegir entre él y Mayoral en el Real Madrid Castilla, Zidane siempre eligió al de Parla que, curiosamente, ahora parece que tampoco tiene la confianza del galo.

Vista la situación, la vuelta de Cristiano Ronaldo va a aplacar las voces que piden un fichaje a la directiva del Real Madrid. Ese fichaje no llegaría hasta el mercado de invierno y, desde luego, no sería ni barato, ni de totales garantías. ¿Qué jugador ficharía por el conjunto blanco a sabiendas de que parte como cuarto delantero, tras la BBC? ¿Aceptaría un jugador top como Bellotti ser el reserva de Benzema, cuando si juega en el Torino todos los fines de semana, será el 9 de Ventura en el Mundial, siempre que Italia se clasifique? Tendremos que esperar.

¡ Síguenos en Facebook Twitter !