En la última prueba ante el Mundial, Brasil venció a Austria por 3 a 0 en un gran partido de la Canarinha y una exhibición de fútbol del aún astro del PSG francés, Neymar Jr.

Dos equipos en forma

El delantero del Manchester City, Gabriel Jesus, abrió el marcador en Viena ante Austria.

El delantero del Manchester City, Gabriel Jesus, abrió el marcador en Viena ante Austria.

En el Estadio Ernst Happel, en Viena, la selección brasileña dominó al equipo austríaco y cerró preparación para el Mundial de Rusia dando una gran imagen. La Canarinha hizo la última prueba antes del debut en la Copa Mundial de la FIFA 2018 midiéndose a una de las grandes ausentes en Rusia, Austria, posiblemente la selección más en forma de todas las que no estarán peleando por el título.

En el primer tiempo en Viena, Brasil tomó la iniciativa del juego, teniendo más posesión de balón y finalizaciones al gol (fueron ocho contra sólo dos del equipo adversario). Con una línea defensiva alta, el equipo brasileño fue arriesgando poco a poco, pero siempre llevando peligro el gol de Heinz Lindner. En el primer intento, a los siete minutos, Willian salió de la derecha y cortó a Casemiro en la entrada del área. El volante llenó el pie para golpear una bomba, que pasó muy cerca y se quedó en la parte de fuera de la red. Después, Austria asustó en dos finalizaciones de Arnautovic, que fueron hacia fuera.

Tres destellos de clase

Neymar Jr. marcó un golazo al dejar sentados a dos rivales y el portero austriaco en el segundo tanto brasileño en Viena.

Neymar Jr. marcó un golazo al dejar sentados a dos rivales y el portero austriaco en el segundo tanto brasileño en Viena.

El partido siguió con mucho ritmo, pero Brasil encajó buenas jugadas triangulares y dominó las acciones. A los 24 minutos, Philippe Coutinho avanzó por la derecha, cortó hacia el centro y pateó ajustado al poste, obligando al portero austriaco a estirarse para sacar la pelota hacia la línea de fondo. A los 33 minutos, Neymar sacaba un corner que Thiago Silva casi cabeceó a gol. Con mayor dominio, el gol brasileño era cuestión de tiempo. Y, dos minutos después, Gabriel Jesús abrió el marcador. Marcelo se quedó con el rebote en la entrada del área y pateó fuerte. La pelota golpeaba en la defensa adversaria y quedaba a mejor del 9 carioca, que solo tuvo que  levantar la cabeza y perforar las redes de Austria: 1 a 0.

En la vuelta del descanso, los austriacos comenzaron elevando la línea de marcación, dificultando la salida de pelota brasileña. Sin embargo, el equipo de Tite pronto volvió a dominar el juego y amplió el marcador a los 62 minutos. Willian pasó a Neymar, que controló, se libró de dos marcadores y tocó la salida del portero para hacer 2 a 0, uno de los goles del año sin ninguna duda. Cinco minutos después Coutinho combinó con su ex compañero en el Liverpool, Roberto Firmino, que acababa de entrar en el lugar de Gabriel Jesús, y avanzó libre por la izquierda para finalizar con categoría y marcar el tercer gol de Brasil.

El gran éxito de Tite

El capitán brasileño Thiago Silva estuvo a punto de abrir el marcador con un remate de cabeza a pase de Neymar Jr.

El capitán brasileño Thiago Silva estuvo a punto de abrir el marcador con un remate de cabeza a pase de Neymar Jr.

A pesar de la ventaja, la selección siguió con mentalidad ofensiva y casi amplió el marcador a los 28 minutos de la segunda parte, cuando Coutinho recibió en el borde del área para lanzar uno de sus habituales tiros combados.

El portero Alisson, poco exigido, hizo una buena parada casi al final del partido, cuando Jerlander golpeó desde el pico del área viendo al meta de la AS Roma realizar una gran parada. Brasil siguió armando buenas jugadas y dando trabajo al portero Lindner. A los 35 minutos, Willian avanzó por el medio, paso a Taison, quien pasó a Neymar. El 10 dejó de tacón para Firmino, que la pego al primer toque para que los austríacos evitaran un nuevo gol.

Al final, victoria brasileña más que justa y sensación de que la Verde Amarela llega en el mejor momento a este campeonato, con un Neymar jugando a tope.

¡ Buenas Apuestas !