La victoria en Alicante ante Albania, unida al empate italiano ante Macedonia da el primer puesto definitivo para el próximo Mundial a la Selección Española, en la que una vez más, Gerard Piqué fue protagonista al ser silbado de forma mayoritaria cada vez que tocaba el balón.

El momento de la verdad

El delantero del Valencia, Rodrigo, abrió el marcador ante Albania en el que fue su debut como titular.

El delantero del Valencia, Rodrigo, abrió el marcador ante Albania en el que fue su debut como titular.

España tenía una ventaja de tres puntos sobre Italia cuando arrancó esta jornada. Con 13 goles más marcados que los transalpinos, los españoles sabían que ganando en Alicante serían primeros del grupo  salvo una victoria azzurra por un marcador irreal en el último partido, unido al necesario pinchazo español en Israel.

Julen Lopetegui, que sigue invicto en su más de un año como seleccionador, volvió a apostar por los jóvenes para suplir las ausencias de Morata, Carvajal e Iniesta. Rodrigo, Odriozola y Saúl salieron de titular, el debut desde el inicio de los dos primeros, y los tres tuvieron un papel brillante en el partido. España había ganado 7 de los 8 partidos anteriores, empatando únicamente ante Italia en campo contrario, y desde el inicio se hizo con el control del juego, ante una selección albanesa demasiado mediocre como para poder soñar siquiera con tener el balón.

Resolviendo en 10 minutos

Isco marcó el segundo gol de España ante Albania, finalizando una gran jugada del equipo español.

Isco marcó el segundo gol de España ante Albania, finalizando una gran jugada del equipo español.

Sería el debutante como titular Rodrigo quién abriría el marcador, sacando petróleo de un pase bastante mediocre de Isco Alarcón. El delantero del Valencia generó una ocasión de un balón que salió muy largo, controlando y golpeando lejos del alcance del buen guardameta Berisha. La rapidez del gol en el minuto 16 de partido ayudó a que España viese muy fácil el llevarse el partido y tan sólo ocho minutos más tarde, Isco marcaba el segundo tanto con una jugada que el malagueño finalizó con su habitual clase.

Sin tiempos para celebrarlo, España realizó una gran jugada, finalizada de forma atípica por Thiago Alcántara con un certero remate de cabeza que ponía el 3-0 en el minuto 26.

El resultado estaba tan encarrilado que España y el público se relajaron, y Albania acabaría tirando tres tiros a los palos, fallando varias ocasiones de gol por la pasividad española, en la que el doble pivote formado por Koke y Saúl, funcionó mejor en ataque que en defensa. La ausencia de Sergio Busquets se notaría, sobre todo en la segunda parte en la que los albaneses, con todo perdido, se echaron hacia adelante.

Piqué se borra de Israel

Thiago Alcántara cerró la goleada de España ante Albania con un gol de cabeza.

Thiago Alcántara cerró la goleada de España ante Albania con un gol de cabeza.

Puede que por aburrimiento una vez que se logró el pase en apenas media hora, el público alicantino recuperó el mayoritario abucheo a Gerard Piqué desde el final del primer tiempo. La bienvenida fue menos sonora de lo esperado, pese al claro posicionamiento del central del Barça en contra de las fuerzas del orden, españolas, el gobierno y hasta el propio Rey Felipe.

Si veía una tarjeta amarilla no podría jugar el próximo partido en Israel, un partido que a priori, podría coincidir con la declaración de independencia por parte del gobierno golpista de Carles Puigdemont. Piqué tenía claro que el trabajo ya estaba hecho, logrando ser el centro de la noticia durante toda la semana y, hecho el daño, buscó la tarjeta amarilla para dar por finalizada su participación con la Selección Española, quien sabe si para siempre.

Lopetegui aún le regaló un nuevo momento de atención, quitándole del campo para que le volvieran a pitar, algo que haría más tarde cuando David Silva forzó también su segunda tarjeta de la clasificación, y tampoco viajará a Israel.

España está en el Mundial de Rusia gracias a su buen juego y a un pinchazo inesperado de Italia ante Macedonia. Poco o nada importará este resultado si el próximo martes desaparecemos como país, pero a Ramos y el resto de jugadores españoles del equipo, parece que lo único que les importa es estar en la cita mundialista. Enhorabuena: lo habéis logrado, aunque lo mismo no podéis jugar porque ese país al que deberíais representar, lo mismo ya no existe.

¡ Síguenos en Facebook Twitter !