La Vecchia Signora se resarció de su última derrota liguera en el Estadio Olímpico de Roma el pasado fin de semana (cayó derrotada el pasado domingo por 3-1 ante la AS Roma) y derrotó al otro conjunto capitalino, la Lazio por 2-0 en la final de la Copa de Italia. Los turineses ganan su tercer título consecutivo y se convierten en el primer club en lograrlo.

 Al ritmo de Alves

Dani Alves sigue lanzado en este final de temporada, siendo el autor del primer gol de la Juventus en la final de la Copa de Italia.

Dani Alves sigue lanzado en este final de temporada, siendo el autor del primer gol de la Juventus en la final de la Copa de Italia.

La Juventus logró el primer título de la temporada (había perdido la final de la Supercopa de Italia en la tanda de penaltis ante el AC Milan antes de Navidad), derrotando a la Lazio por 2-0 en un partido que controló de principio a fin.  El partido, que en principio se iba a jugar el día 2 de junio y que tuvo que ser adelantado por la clasificación de los turineses para la final de la Champions League, que le enfrentará el día 3 al Real Madrid en Cardiff, le llegaba en un buen momento a los juventinos, heridos en su orgullo al haber dejado escapar la primera ocasión de haber podido dejar sentenciada la Serie A, cayendo ante la AS Roma cuando empezaron ganando por 0-1. Pese al palo moral, los hombres de Allegri saben que tienen 4 puntos de ventaja sobre los romanos y 5 sobre el Nápoles cuando sólo restan 6 puntos en juego (2 partidos), por lo que pueden proclamarse campeones de la Serie A en caso de victoria sobre el Crotone, que se está jugando el descenso, este mismo fin de semana,  sin tener que esperar a otros resultados.

Enfrente, la Lazio volvía a una final tras haber humillado a su eterno rival, la AS Roma, en la semifinal copera, y tras haberse asegurado un puesto en la próxima Europa League. Un objetivo que los de Simone Inzaghi garantizaron antes de caer el fin de semana pasado en Florencia en un partido intrascendente.

El primer título de la temporada

La Juventus logró un nuevo título de la Copa de Italia, el tercero consecutivo.

La Juventus logró un nuevo título de la Copa de Italia, el tercero consecutivo.

La Juventus era clara favorita para hacerse con este título, tras ganar los 9 duelos anteriores entre ambos equipos. Allegri decidió salir con su defensa de cinco que tan buenos resultados le ha dado estos años. La libertad con la que Dani Alves juega cuando tiene a los tres centrales titulares, la BBC juventina (Barzagli, Bonucci, Chiellini) había ayudado a que el equipo superase con cierta comodidad al AS Mónaco en la semifinal europea y, de nuevo, el lateral derecho brasileño fue el mejor jugador de su equipo, abriendo el marcador en el minuto 12 con un tanto que dejó muy tocado a su rival.

Pese a la presencia de Mandzukic, Dybala e Higuaín sobre el césped, lo cierto es que la Vecchia Signora nos ha acostumbrado esta temporada a ver como defensas y medios de corte defensivo marcan en partidos importantes. Esta vez, tras el gol de Alves, sería el central Leonardo Bonucci el que lograría el segundo tanto del partido en el minuto 24, poniendo el partido casi imposible para los romanos que, copiando el sistema de juego de su rival, salieron con tres centrales, con Basta y Lulic como carrileros por detrás de la pareja de delanteros formada por Keita y el ex sevillista Ciro Immobile.

La Juventus lograba su tercer título copero consecutivo, algo nunca visto en Italia, y abre su semana mágica, en la que puede alzar un nuevo Scudetto en caso de ganar su partido del próximo fin de semana. El Real Madrid le esperará en Gales pero eso será otra historia.

¡Buenas Apuestas!