El 101º gol en la Premier League del delantero internacional inglés del Tottenham Hotspurs le dió la victoria a los de Pochettino ante su eterno rival, el Arsenal de Arsene Wenger.

Sin pensar en la Juventus

Harry Kane marcó de cabeza el tanto de la victoria en Wembley ante el Arsenal.

Harry Kane marcó de cabeza el tanto de la victoria en Wembley ante el Arsenal.

Spurs y Gunners abrieron la 27ª jornada de la Premier League en Wembley, un estadio en el que en los últimos 9 partidos que habían jugado los de Wenger, siempre había logrado buenos resultados, ganando 3 FA Cups. Enfrente estaba un Tottenham que debía medir muy mucho los esfuerzos ante su inminente eliminatoria de Champions League ante la Juventus de Turín. Quizás otro equipo se hubiera guardado algo pero para Pochettino y sus jugadores, un partido ante el Arsenal es mucho más importante que casi todo lo demás.

Con Pierre-Emerick Aubameyang de inicio como referencia de ataque, los Gunners no encontraron la manera de generar ocasiones de gol ante la meta de Hugo Lloris. Los Spurs han demostrado todos estos años con el entrenador del Espanyol al frente, que son un equipo hipercompetitivo, capaz en un día malo en ataque de anular por completo a casi cualquier rival.

La venganza de Harry Kane

Dele Alli y Harry Kane volvieron a ser de los más destacados del Tottenham en la victoria en el derby londinense.

Dele Alli y Harry Kane volvieron a ser de los más destacados del Tottenham en la victoria en el derby londinense.

Sin opciones de tener el balón, ya que los locales les presionaban muy arriba, poniendo toda la presión en la salida de balón de los centrales y de un especialmente errático Granit Xhaka, los de Wenger apenas inquietaron a su rival en la primera mitad, que tuvo intensidad, choques, ritmo….pero muy poco juego.

Todo cambió tras el descanso. Los Spurs salieron a por su rival, que seguía sin poder responder a lo propuesto por los locales. En una jugada de delantero puro, Harry Kane demostró ser el delantero centro más en forma del planeta (con permiso de Luís Suárez), marcando de cabeza un gol que acabó dando los tres puntos a su equipo.

Wenger y sus jugadores protestaron airadamente que en el inicio de la jugada, Kane pudo hacer falta sobre su marcador, pero lo cierto es que el gol subió al marcador y puso en ventaja al Tottenham. Si ya es difícil jugar contra los Spurs con el partido igualado, con una ventaja a su favor, la misión parece casi imposible y más para un Arsenal plano en el centro del campo.

Abierto hasta el final

Alexander Lacazette tuvo en su botas la oportunidad de empatar el Derby de Londres pero falló la ocasión más clara para su equipo.

Alexander Lacazette tuvo en su botas la oportunidad de empatar el Derby de Londres pero falló la ocasión más clara para su equipo.

Las llegadas de Mkhitaryan y Aubameyang dan más opciones de cara al gol a los Gunners, pero para poder generar esas ocasiones, el equipo necesita de más calidad en sus centrocampistas. Ni Xhaka, ni Wilshere, ni Aaron Ramsey, ni el egipcio Elneny tienen la jerarquía ni el control del ritmo del juego suficiente para un equipo que aspira a ganar títulos. Ante equipos de zona media-baja, la calidad de los puntas les puede dar muchos puntos, pero ante equipos de igual o mayor nivel, el Arsenal ha ido perdiendo competitividad en los últimos años, sacando adelante los títulos de la FA Cup por el agotamiento de sus rivales, que suelen llegar al tramo final de la temporada jugándose más de un título, mientras los Gunners solo aspiran a ese.

Wenger acabó metiendo en el campo a Lacazette y Welbeck ya acabó jugando con 4 delanteros. Pese a su dominio y al gran momento de Kane, los Spurs no cerraron el marcador y su rival estuvo a punto de empatar en el descuento, con dos ocasiones muy claras de Lacazette y del intermitente Mesut Özil. Finalmente, el partido acabó con victoria local, que afronta el duelo ante la Juventus en su mejor momento, tras empatar en Liverpool y ganar al Arsenal.

¡ Buenas apuestas !