Francia jugará la final del Mundial de 2018 el domingo en Moscú (17:00). Venció a Bélgica (1-0) en la semifinal del torneo que se jugó en la noche del martes en San Petersburgo. Su rival saldrá del interesante duelo que enfrentará a Inglaterra o Croacia.

Tercera final francesa

Les Bleus jugarán la tercera final de un Mundial en toda su historia.

Les Bleus jugarán la tercera final de un Mundial en toda su historia.

Por tercera vez en su historia, los Blues jugarán en la final de la Copa Mundial de la FIFA. Después de eliminar a Argentina (4-3) en la ronda de 16 y Uruguay (2-0) en los cuartos de final de la Copa del Mundo en Rusia, los jugadores de Didier Deschamps han vencido a Bélgica (3º en el mundo en el ranking FIFA) ) en semifinales, gracias a un gol de Samuel Umtiti en una nueva jugada a balón parado. Los galos tienen una cita el domingo 15 de julio en el estadio Luzhniki de Moscú en un partido en el que, sin importar cuál sea su rival, serán favoritos.

El equipo francés tratará de ganar un segundo título mundial, veinte años después del obtenido el 12 de julio de 1998 en el Stade de France contra Brasil (3-0). Esta será la novena final internacional de la selección francesa, sumando las tres en Copas Mundiales 1998, 2006, 2018; la final de la  Copa Intercontinental de 1985; las finales de la Copa Confederaciones 2001 y 2003; y las tres finales de las Eurocopas 1984, 2000 y 2016.

Francia volvió a mostrarse como la selección más pragmática y efectiva del torneo. Desde el primer minuto, Deschamps le ganó la partida a Roberto Martínez, a quién la baja del lateral diestro del PSG Meunier les hizo cambiar tanto sus planes que jugó con al menos 4 jugadores fuera de su posición habitual.

Decide Umtiti

Imitando el gesto de Blanc con Barthe en 1998, Giroud besa la cabeza de Umtiti tras marca el central culé el gol del triunfo galo.

Imitando el gesto de Blanc con Barthe en 1998, Giroud besa la cabeza de Umtiti tras marca el central culé el gol del triunfo galo.

Estaba clara que a esta selección francesa no había que darle ninguna ventaja en forma de error defensivo. Pese a empeño del entrenador catalán, su equipo al final acabó regalando un tanto en una jugada a balón parado. En este Mundial, más del 46% de los goles se han marcado así.

Era el minuto51º cuando en un tiro de esquina botado desde la derecha por el pie izquierdo de Antoine Griezmann, Samuel Umtiti se adelantó a Toby Alderweireld, rematando de forma casi acrobática en el primer poste, adelantándose tanto al ex atlético, que estuvo a por uvas, y al mejor cabeceador del mundo, Fellaini. La pelota entró como un misil cerca del poste de Thibaut Courtois, que no tuvo tiempo de reacionar. Samuel Umtiti, que marcó su tercer gol internacional, fue elegido como el hombre del partido por la FIFA.

Bélgica no se rindió

Eden Hazard fue el mejor jugador belga pero su gran actuación no bastó para evitar la derrota de su equipo ante Francia.

Eden Hazard fue el mejor jugador belga pero su gran actuación no bastó para evitar la derrota de su equipo ante Francia.

Pese a la ventaja gala, los belgas no desistieron hasta el final. Los Blues supieron sufrir pero siempre tuvieron la sensación de tener a los Diablos Rojos controlados, salvo que el mejor belga, Eden Hazard, se sacara algo inesperado de la chistera. Si el primer período fue bastante equilibrado, con oportunidades en ambos lados, el segundo vio un claro dominio de los Red Devils tras el gol de Samuel Umtiti (60% de posesión del balón al final del partido). Los belgas presionaron para igualar el marcador pero fracasaron ante una fuerte defensa francesa dirigida por Hugo Lloris y Raphaël Varane.

Es el portero del Tottenham quién quizás está jugando por encima de su nivel. Desde el comienzo de esta Copa del Mundo, el capitán tricolor fue esencial en la calificación de su equipo. En dos ocasiones intervino de forma crucial ante los belgas. Una primera vez en un disparo a bocajarro de Toby Alderweireld (minutos 21), desviando a corner lo que pudo ser un gol cantado. La segunda ocasión fue tras un gran lanzamiento de Axel Witsel (minutos 81), en la que fue la mejor jugada de los belgas.

Al final, victoria justa de Francia y reconocimiento para el trabajo de Roberto Martínez, con la “Golden Generation” belga, que se quedó a la puertas de jugar la final.

¡Buenas Apuestas!