El Sevilla FC consiguió vencer en tierras checas por 0-1 en un partido en el que sufrió muchísimo frente al Sigma Olomouc. Los locales dominaron gran parte del encuentro, disponiendo de ocasiones muy claras para adelantarse en el marcador y sometiendo al conjunto sevillista por momentos. Con los cambios en la segunda mitad, el conjunto de Machín cambió el semblante y una genialidad entre André Silva y Sarabia lleva a Sevilla de vuelta un resultado magnífico para lograr el acceso definitivo a la fase de grupos.

La importancia de la experiencia

Jesús Navas tuvo una participación destacada en la trabajada victoria sevillista ante el Sigma Olomouc.

Jesús Navas tuvo una participación destacada en la trabajada victoria sevillista ante el Sigma Olomouc.

Comenzó el conjunto checo desde el pitido inicial intentando hacer daño al Sevilla FC tanto en la presión desde la salida de Vaclik como tratando de llegar a la portería del guardameta checo. Prácticamente durante los 45 minutos de la primera mitad fueron los locales los que se sintieron más cómodos sobre el terreno de juego, los que impusieron su ritmo y los que dispusieron de más oportunidades para ponerse por delante en el luminoso.

La primera llegó en el minuto 9, cuando un mal despeje de Muriel tras un córner, dejaba el esférico de cara a Falta, quien cruzaba demasiado el disparo. Poco después, el conjunto de Machín concedía hasta tres toques de cabeza en su área pequeña a los jugadores checos, que finalmente Sterba mandaba por encima del larguero de Vaclik. El Sevilla apenas lograba inquietar el área rival con un centro preciso de Arana desde la izquierda y un disparo de Nolito que se estrellaba en un defensa.

Aprendiendo a sufrir

El portugués André Silva volvió a brillar en el partido ante el Sigma, dando el pase de gol a Sarabia.

El portugués André Silva volvió a brillar en el partido ante el Sigma, dando el pase de gol a Sarabia.

Antes del descanso, el Sigma Olomouc todavía tendría un par de ocasiones más favorables para romper el 0-0, la primera en una jugada ensayada en un saque de esquina que dejaba a Houska rematar a placer en el punto de penalti y la segunda también para el propio Houska, quien arrebataba el balón a Berrocal en el área y fallaba en el mano a mano con Vaclik.

El guión pareció cambiar en los inicios del segundo periodo, cuando con una jugada de estrategia desde el córner, Aleix Vidal se internó en el área y estuvo a punto de poder conectar con las referencias sevillistas. Sin embargo, la tónica habitual de lo que estaba siendo el encuentro tornó a hacer acto de presencia en el Andruv Stadion. Dos llegadas prácticamente consecutivas por el carril izquierdo de los checos volvieron a poner en serio riesgo la portería a cero de Vaclik, quien tuvo que intervenir en un primer disparo y recibir la ayuda de Gnagnon para despejar a córner un segundo intento.

Silva y Sarabia son una sociedad letal

Pablo Sarabia marcó el único tanto del partido del Sevilla en la República Checa, que deja a los andaluces a un paso de la fase de grupos de la Europa League.

Pablo Sarabia marcó el único tanto del partido del Sevilla en la República Checa, que deja a los andaluces a un paso de la fase de grupos de la Europa League.

Los cambios que introdujo Pablo Machín, los tres prácticamente al unísono, ayudaron al conjunto sevillista a asentarse algo más en el terreno de juego y a comenzar a tener más presencia y seguridad. En la primera intervención de Jesús Navas por banda derecha, dejó un magnífico balón de cara a Gonalons para que el francés realizase un fuerte disparo que obligó al meta local a realizar su mejor intervención en el choque. Minutos después, Muriel se quedaba en un magnífico mano a mano frente a Buchta, pero el colombiano no era capaz de concretar en la más clara oportunidad de gol hasta el momento.

Y con una mejor cara tras los relevos y, sobre todo, sin sufrir tanto como hasta entonces atrás, en el minuto 84 llegó el momento del Sevilla FC. Un maravilloso pase interior de André Silva dejaba a Sarabia completamente solo ante Buchta y de primeras, con la izquierda y de puntera, el madrileño mandaba el balón a la escuadra para colocar el definitivo 0-1 en el luminoso del coqueto estadio checo, que caía en la desilusión tras el gran esfuerzo realizado por los suyos.

De esta manera, el conjunto sevillista recibirá el próximo jueves de nuevo al Sigma Olomouc en el Ramón Sánchez-Pizjuán con el mejor resultado posible tras el desarrollo del encuentro, dispuestos a cerrar el acceso a la fase de grupos de la Europa League.

Fuente: Sevilla FC