Karim Benzema, con un doblete; Sergio Ramos y Gareth Bale levantaron el tanto inicial de los locales para situar primero al equipo blanco tras las dos primeras jornadas. La supuesta ausencia de un goleador que cubriera la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus no se ha sentido en el campeón de Europa, que suma 6 goles en dos jornadas.

Con paso firme

Karim Benzema marcó un doblete en la victoria blanca en Montilivi por 1-4.

Karim Benzema marcó un doblete en la victoria blanca en Montilivi por 1-4.

El Real Madrid ha arrancado con paso firme la Liga 2018/19. Tras la victoria en casa ante el Getafe, los blancos se estrenaron a domicilio con un contundente triunfo frente al Girona por 1-4. Benzema, por partida doble, Sergio Ramos y Bale firmaron los goles madridistas en un partido en el que tuvieron que remontar el tanto inicial de Borja García. Con dos victorias, seis goles a favor y uno en contra, los de Lopetegui se colocan primeros a la espera de la conclusión de la jornada.

El conjunto blanco, con Casemiro como novedad respecto al estreno liguero, empezó mandando y moviendo el balón con paciencia. En uno de los primeros acercamientos con peligro, Benzema envió el esférico al fondo de la red, aunque la jugada estaba anulada por fuera de juego (8’). Poco después fue Isco el que estuvo cerca de abrir el marcador, pero no logró definir dentro del área tras una gran pared con Asensio.

Demasiadas concesiones en la primera mitad

Borja García adelantó al Girona con un tanto tras fallo en cadena de la defensa blanca.

Borja García adelantó al Girona con un tanto tras fallo en cadena de la defensa blanca.

Mientras, los locales esperaban su oportunidad bien plantados sobre el campo. Esta llegó en el 16’, cuando Lozano protagonizó una rápida transición en ataque que culminó Borja García, recortando dentro del área y colocando el balón en la escuadra. El gol espoleó al equipo catalán, que pudo aumentar la cuenta por medio de Portu. Poco a poco, el Madrid recuperó el mando y las ocasiones. Marcelo, con un disparo lejano, y Ramos, con dos remates de cabeza, probaron a Bono. Fue la antesala del empate. Lo consiguió el capitán a lo Panenka, tras un penalti cometido sobre Asensio y después de una jugada en la que Isco estuvo a punto de marcar (39’).

El segundo periodo arrancó como finalizó el primero, con el Real Madrid dominando y buscando el segundo. Bale tuvo la primera oportunidad con un gran disparo cruzado que obligó a lucirse a Bono. En el 52’, llegó el 1-2. De nuevo, Asensio es derribado dentro del área y, esta vez, es Benzema el que acierta desde el punto de penalti. Obligado por el resultado, el Girona dejó espacios atrás que Bale no tardó en aprovechar. El galés recibió una gran asistencia de Isco y lució su velocidad y definición para firmar el tercero (59’).

Benzema y Bale son la cara; Marcelo es la cruz

Gareth Bale marcó el gol de la noche en una gran jugada del campeón de Europa.

Gareth Bale marcó el gol de la noche en una gran jugada del campeón de Europa.

Con el 1-3, el equipo de Lopetegui siguió manejando el partido a su antojo. El técnico blanco dio entrada de forma progresiva a Varane, Modric y Lucas Vázquez. Mientras tanto, los blancos continuaban buscando el cuarto gol. Después de que Keylor despejara un disparo de Borja, Benzema firmó su doblete tras aprovechar una asistencia de Bale desde la derecha (80’). Con el tiempo cumplido, hubo tiempo para otra gran parada de Navas a un disparo de Granell.

Mención aparte tiene la actuación de Marcelo Viera. El lateral zurdo fue un coladero en defensa, como siempre lo ha sido en la década que lleva en el club blanco, y además no tuvo su mejor día en ataque. Con el partido ya encarrilado, Lopetegui lo mandó al banquillo y movió a Nacho al costado izquierdo. El resultado fue que el Girona apenas volvió a inquietar a un equipo mejor plantado en el campo.

Al final, victoria por 1-4 y a pensar en el Leganés antes del parón de selecciones.

Fuente: Realmadrid.com