Dos goles del delantero balear, jugando como falso nueve, dieron la victoria al Real Madrid ante la Vecchia Signora en el segundo partido de los Blancos en la Copa Internacional de Campeones.

Bale salva la primera parte

Gareth Bale marcó un gran gol para empatar el partido ante la Juventus en la ICC.

Gareth Bale marcó un gran gol para empatar el partido ante la Juventus en la ICC.

Después de poner en juego un 4-3-3 y dar una buena impresión ante el Manchester United, Lopetegui recuperó a varios de los titulares habituales en el once de Zidane (Navas, Kroos, Isco, Carvajal), empleando un 4-4-2 con Bale y Benzema como puntas.

A diferencia de lo que el equipo apuntó durante varias fases del primer partido en cuanto a rapidez y desborde, el Real Madrid jugó una primera parte lenta, previsible y con demasiados toques. Isco pasó desapercibido ya que Dani Ceballos se encargó de acaparar el balón y ralentizar el juego. Kroos está aún volviendo de las vacaciones y Carvajal, directamente, aún está con la mente puesta en la lesión que casi le deja sin Mundial.

Con este panorama, lo mejor para el Real Madrid fue llegar al descanso con el partido empatado frente una Juventus aún más plana. Un mal despeje de Carvajal daba la ventaja a los italianos en el arranque del partido y tendría que ser Bale, con un tiro desde fuera del área, el que mandase el encuentro al descanso con unas justas tablas.

Lopetegui enseña sus cartas

Marco Asensio marcó el primero de sus dos goles tras recibir una gran asistencia de Vinicius Jr.

Marco Asensio marcó el primero de sus dos goles tras recibir una gran asistencia de Vinicius Jr.

No le debió gustar mucho lo que vio a Julen Lopetegui porque, tras el descanso, cambió el sistema del equipo. Tanto que el Real Madrid jugó los mejores minutos que se le han visto a un equipo en este torneo. Lopetegui sacó del campo a Carvajal, Benzema, Bale, Kroos e Isco, situando a Vinicius y Lucas Vázquez como extremo, a Marcos Llorente como ancla junto a Fede Valverde y Ceballos, a Odriozola como lateral diestro y a Marco Asensio como falso nueve. En 15 minutos, el Real Madrid mató el partido con dos goles del balear que volvió loco a la pareja de central formada por Benatia y Chiellini. En el segundo tanto, la conexión con Vinicius fue magistral por el pase del brasileño y la Lunin y el lateral zurdo Reguilón fueron dos de los jugadores más destacados de esta versión estival del Real Madrid. En el caso del canterano, la marcha de Theo Hernández le debe dar una opción de quedarse en la primera plantilla. resolución del balear, que marcó otro golazo unos minutos después.

Quizás porque vió que la diferencia era enorme, quizás por no mostrarle las cartas al Cholo Simeone de cara a la Supercopa de Europa, el caso es que Lopetegui metió a Mayoral tras 25 minutos de fútbol de gran nivel. Su entrada metió a Marco Asensio como interior y los centrales (ya Rugani y Barzagli) no tuvieron problema para desactivar ell ataque blanco.

Lunin sigue imbatido

Varios de los jóvenes del Real Madrid están aprovechando la oportunidad que les ha ofrecido Julen Lopetegui en esta pretemporada.

Varios de los jóvenes del Real Madrid están aprovechando la oportunidad que les ha ofrecido Julen Lopetegui en esta pretemporada.

Lunin y el lateral zurdo Reguilón fueron dos de los jugadores más destacados de esta versión estival del Real Madrid. En el caso del canterano, la marcha de Theo Hernández le debe dar una opción de quedarse en la primera plantilla.

Sin el brillo de Vinicius ni los detalles de Odriozola, Andriy Lunin fue protagonista de la segunda parte del encuentro. Lunin, como ante el Manchester United, acabó con su portería a cero cuando ni Kiko Casilla ni Keylor Navas (este, por el autogol de Carvajal), pudieron decir lo mismo.

La Juventus llegó en varias ocasiones, alguna de ellas muy clara, y el joven meta ucraniano lo paró todo. Es grande, ágil, tiene una reflejos increíbles y, sobre todo, tiene margen de mejora por su edad. Quizás el Real Madrid debiera reconsiderar la operación Courtois porque este portero recuerda y mucho a aquel joven esloveno que fichó el SL Benfica hace un lustro y que hoy juega en el equipo rival de los Blancos en la ciudad de Madrid.

¡Buenas apuestas!