Después de jugar dos de las cuatro últimas finales de la Champions League, el Atlético de Madrid cayó eliminado en la fase de grupos de la máxima competición continental tras la victoria de la AS Roma ante el Qarabag que hacía innecesaria la victoria colchonera en Stamford Bridge. Los colchoneros volverán a disputar las eliminatorias de la Europa League.

Un fiasco esperado

Saúl Ñíguez adelantó al Atleti en Stamford Bridge pero no bastó para acabar ganando.

Saúl Ñíguez adelantó al Atleti en Stamford Bridge pero no bastó para acabar ganando.

Pese a la victoria de la jornada anterior ante los romanos, lo cierto es que pocos seguidores rojiblancos confiaban en la carambola que le podría dar el pase a los octavos de final a los hombres de Diego Pablo Simeone. Los madrileños tenían que ganar al Chelsea en su estadio (algo que ya habían hecho en su anterior visita, eliminando a los Blues camino a jugar la final de Lisboa en 2014) a la vez que la AS Roma debía no ganar al ya eliminado Qarabag de Azerbayán, el equipo que a la postre le ha costado la eliminación a los atléticos.

Los del Cholo Simeone afrontaban el partido de Londres con la necesidad de creer en el milagro aunque en ningún momento llegaron a tenerlo en sus manos. El ex sevillista Diego Perotti, tras un rechace del portero del Qarabag, Ibrahim Sehic, abría la defensa azerbayana en el minuto 53 de un partido que fue un asedio romano al área visitante.

Ese gol era clave para que los locales se quitaran la tensión de encima y aunque Sául Ñíguez adelantaba al Atleti en Londres tres minutos más tarde, los romanos seguían teniendo la situación bajo control en todo momento. En caso de que el gol español hubiese sido antes que el romano, ¿se imaginan la tensión que se habría generado en el Estadio Olímpico, con un público siempre crítico con su equipo, y tras la similar experiencia vivida ante el BATE Borisov la pasada temporada? Nos quedaremos sin saberlo.

A por la 3ª Europa League

Saúl Ñíguez adelantó al Atleti en Stamford Bridge pero no bastó para acabar ganando.

El Atlético de Madrid buscará su tercer título de la Europa League tras caer eliminado en la fase de grupos de la Champions League.

Pese a que tras el partido ante el Qarabag en el Wanda Metropolitano, el segundo empate ante los azeríes en los dos duelos de este año, el capitán Gabi declaró que jugar la Europa League sería “una mierda”, lo cierto es que ahora los colchoneros se deben plantear volver a ganar esta competición como uno de los objetivos prioritarios de la temporada.

A partir de enero, con Diego Costa y Vitolo ya en la plantilla, y con la ventaja que tiene el Barça en la Liga Santander, el Atlético de Madrid puede focalizar sus esperanzas de ganar un título esta temporada en esta competición y en la Copa del Rey.

No lo tendrá fácil, ya que esta temporada sea la que posiblemente mayor equipos de gran potencial jugarán las eliminatorias por el títulos. Aparte de equipos como el AC Milan (7 veces campeón de la Champions League), el Arsenal,  la Lazio, el Niza de Balotelli, el Lyon y el Marsella (único campeón francés de la Champions League), los equipos que van a quedar eliminados de esta fase de grupos de la máxima competición europea van a aumentar el nivel de la segunda competición continental. Aparte de los colchoneros, El CSKA Moscú, el Celtic escocés y el Sporting CP ys están clasificados a la espera de que conjuntos como el FC Porto o el RB Leipzig; el Dortmund o el APOEL; el Shakhtar o el Nápoles; y el Liverpool, el Sevilla o el Spartk Moscú sean definitivamente terceros de sus grupos. Sin duda, no vamos a poder perdernos detalle de lo que pase a partir de febrero.

¡Buenas Apuestas!