Tras el final de la temporada regular y la confirmación del descenso a la LEB del mítico Baloncesto Sevilla (este año, Real Betis Energía Plus) después de tres décadas en la élite, los 8 mejores equipos del campeonato se enfrentarán en una emocionante primera ronda de los playoffs al mejor de tres encuentros, que empezará el próximo sábado 20.

El campeón tiene un camino más asequible

El Real Madrid se volvió a proclamar campeón de la Liga Endesa 2015-16, venciendo en la final al FC Barcelona Lassa por 3 victorias a 1.

El Real Madrid se volvió a proclamar campeón de la Liga Endesa 2015-16, venciendo en la final al FC Barcelona Lassa por 3 victorias a 1.

A diferencia de otras temporadas, el líder de la fase regular se va a encontrar un camino mucho más despejado por su lado del cuadro. Pese a que los Blancos empezarán su eliminatoria el próximo día 24, en lugar del 20 (el Real Madrid disputa del 19 al 21 de mayo la Final Four de la Euroliga en Estambul), su primer rival será MoraBanc Andorra, al que ha derrotado en los tres partidos que se han enfrentado esta temporada (86-88 el pasado domingo) y que, a priori, es un de los rivales más débiles del cuadro.

El ganador de la eliminatoria entre Merengues y andorranos se medirá en semifinales a los dos campeones europeos que ya se conocen en esta temporada: el vencedor de la Eurocup, Unicaja Málaga, y el campeón de la Basketball Champions League, la Euroliga auspiciada por la FIBA, el Iberostar Tenerife.

A priori, los malagueños tienen el factor cancha a su favor (acabaron cuartos, por el quinto puesto del cuadro tinerfeño), pero el nivel de los dos conjuntos es parejo y se espera que esta eliminatoria llegue hasta el tercer y decisivo partido.

El duro camino del Barça

Valencia Basket y FC Barcelona disputan la eliminatoria estrella de la primera ronda de los playoffs de la Liga Endesa 2017.

Valencia Basket y FC Barcelona disputan la eliminatoria estrella de la primera ronda de los playoffs de la Liga Endesa 2017.

Por el otro lado del cuadro, el tercer clasificado de la fase regular y finalista de la pasada Eurocup, Valencia Basket, recibe al FC Barcelona que, en una de las peores temporadas de este siglo, acabó clasificándose en sexto lugar, teniendo el factor campo en contra en todas las eliminatorias al título. Los valencianos, pese a no brillar como en la primera mitad de la pasada temporada, han realizado dos buenos campeonatos, tanto en la fase regular liguera como en la Eurocup, y llegan a este momento del campeonato en buena predisposición para hacer una machada.

Enfrente, los culés sólo pueden salvar esta temporada logrando el título, tras sus fiascos en la Copa del Rey y en la Euroliga, donde por primera vez no fueron capaces de pasar de la temporada regular, quedándose eliminados tras las 30 jornadas de la liga. Juan Carlos Navarro parece que se pierde esta eliminatoria por un nuevo problema físico en el soleo, dejando aún más mermado al equipo blaugrana.

El ganador de esta eliminatoria se verá la caras con el equipo que venza del duelo entre el Baskonia, que finalmente acabó segundo, y el campeón de la Supercopa Endesa, el Herbalife Gran Canaria, con ventaja de campo para los vascos.

Descenso de dos históricos

El Baloncesto Sevilla pierde la categoría tras tres décadas en la élite del baloncesto español.

El Baloncesto Sevilla pierde la categoría tras tres décadas en la élite del baloncesto español.

El campeón de la Liga Endesa 1998 y el subcampeón de 1996 y 1999, Bàsquet Manresa y Baloncesto Sevilla, respectivamente, son los dos equipos que, a priori, pierden la categoría este año. Mientras que en el caso de los manresanos, no será la primera vez que desciendan a la segunda división del baloncesto español, en el caso de los sevillanos es la primera vez en tres décadas en la élite que pierden la categoría.

No por temido, la pérdida de categoría del este año denominado ‘Real Betis Energía Plus’ deja de ser una terrible noticia para la liga española. Desde que su histórico patrocinador ‘Caja San Fernando’ fue fusionado, acabando en manos de CaixaBank, estaba claro que el interés por el baloncesto de los nuevos responsables no era el deseado. Sevilla sobrevivió el año pasado a una muerte que parecía inevitable por problemas financieros y, al final, ni siquiera la llegada de ayuda por parte del Real Betis Balompie ha conseguido evitar el desastre.

¡ Buenas Apuestas !