La selección balcánica arrasó a Grecia en el partido de ida de la eliminatoria de repesca (4-1), marcando los cuatro tantos en los primeros 50 minutos de partido. El gol del central del Dortmund Sokratis deja una pequeña puerta abierta a los helenos, que deberían ganar por tres goles de diferencia en Atenas la próxima semana.

A por todas

Luka Modric abrió el marcador desde los 11 metros en el minuto 13 de partido.

Luka Modric abrió el marcador desde los 11 metros en el minuto 13 de partido.

El seleccionador croata, Zlatko Dalic, sabía de la importancia de este primer partido ante una selección como la griega, cuyo mayor potencial radica en su solidez defensiva. Con un once inicial plagado de estrellas que militan en grandes clubes europeos (Rakitic, Modric, Kalinic, Kramaric, Lovren, Subasic, Vrsaljko..), Croacia salió a por el partido desde el primer minuto, haciéndose con la pelota desde el primer minuto.

Un penalti de Orestis Karnezis fue transformado por Luka Modric a los 13 minutos de partido, aunque para los griegos, eso no cambió nada en su planteamiento inicial. Tampoco para Croacia, que ampliaba la ventaja con un gol de Nikola Kalinic en el minuto 19. El milanista había demasiados goles en los partidos anteriores con la selección arlequinada y esta vez, en el momento más importante, no falló

En una jugada aislada en el minuto 30, Sokratis acortaba la diferencia para una Grecia que no había merecido tanto premio. Sin embargo, la alegría les duró poco a los jugadores de Michael Skibbe. El interista Ivan Perisic ampliaba de nuevo la ventaja para los croatas en el minuto 33, llevando las euforia a las repletas gradas del Estadio Maksimir de Zagreb.

Guardando la ropa

Ivan Perisic celebra su gol, que fue clave para la victoria croata ante Grecia.

Ivan Perisic celebra su gol, que fue clave para la victoria croata ante Grecia.

Tras el descanso, Skibbe cambió a Maniatis por un desacertado Retsos, en busca de algo más de juego. La estrategia no le funcionó, ya que Croacia puso el 4-1 definitivo tras el tanto del delantero del Hoffenheim Andrej Kramaric.

Quedaban aún 40 minutos para el final del partido y todo apuntaba a que los croatas irían a dejar todo decidido en la eliminatoria, pero no fue así. Tras el susto con el gol de Sokratis, a Croacia le valió con seguir dominando el balón, dejar correr el tiempo y evitar riesgo en defensa. Ese 4-1 ante una selección a la que le cuesta marcar tanto como a la helena fue suficiente botín para un equipo que tuvo en Luka Modric a su gran director de juego. El madridista, que no pasaba por buen momento con los Blancos, jugó un gran partido y fue vital en esos primeros 50 minutos de gran juego local.

Enfrente, ni Fortounis ni Mitroglou tuvieron ocasión de generar oportunidades ante Subasic, que más allá del gol de Sokratis, tuvo un partido relativamente tranquilo. En Atenas, en el partido de vuelta, Grecia debe ser más agresiva si quiere tener una mínima oportunidad de clasificarse. Visto lo visto en Zagreb, lo tiene imposible.

Rodríguez acerca a Suiza al Mundial

Ricardo Rodríguez marcó el tanto de la victoria de Suiza en Belfast.

Ricardo Rodríguez marcó el tanto de la victoria de Suiza en Belfast.

En el otro partido de repesca que ya se ha disputado, Suiza se llevó una inmerecida victoria de Belfast, derrotando a Irlanda del Norte con un gol de penalti del milanista Ricardo Rodríguez.

Pese al extraordinario ambiente vivido en Windsor Park, los norirlandeses no pudieron con la defensa montada por Vladimir Petkovic en este primer envite. Michael O’Neill y sus jugadores intentaron por todos los medios imponer su juego directo y dinámico, pero no les bastó ante una selección que demostró porqué ganó nueve de los 10 partidos jugados en la fase de clasificación.

La victoria deja a Suiza muy cerca del Mundial, aunque su rival aún intentará dar la sorpresa con una victoria en suelo helvético que se antoja muy complicada.

¡Buenas Apuestas!