Los goles del 5-veces Balón de Oro, Cristiano Ronaldo, y el excepcional partido del director de juego croata Luka Modric lideran la victoria blanca ante un Eibar que sigue sin saber lo que es ganar a un grande de nuestra liga.

¿París o Cornellá?

Iván Ramis marcó el tanto del Eibar antes de lesionarme en este partido.

Iván Ramis marcó el tanto del Eibar antes de lesionarme en este partido.

Llegaba el Real Madrid a este partido con la duda de saber si iba a mantener su mejor versión de las últimas semanas o, por contra, se iba a relajar tras el triunfo en París e iba a caer en los mismos errores que en el RCDE Stadium de Cornellá.

Zidane puso remedio a parte de esos males, alineando un equipo con 10 de los 11 jugadores que ganaron la última Champions League en Cardiff. Sus “titulares” (Bale entró por Benzema) demostraron estar concentrados en este partido, pese a que Kroos, Isco y Modric no salieron de inicio en el Parque de los Príncipes y ninguno se esperaba que fuera a brillar en exceso. Fue un error, porque Modric jugó un partido enorme, siendo junto a Cristiano Ronaldo el gran responsable de la trabajada victoria blanca.

Más goles que Messi

Con su doblete ante el Eibar, Cristiano Ronaldo supera a Messi como goleador en esta temporada.

Con su doblete ante el Eibar, Cristiano Ronaldo supera a Messi como goleador en esta temporada.

Tras ponerse las pilas en los últimos dos meses, Cristiano Ronaldo logró con su doblete en Ipurúa superar a Messi como goleador en esta temporada 2017-18. 34 goles del portugués por los 33 del argentino, pese a que éste ha jugado 7 encuentros más, dejan que la lucha entre los dos mejores futbolistas del planeta siga abierta en este último tercio de la temporada.

Con su goleador volviendo a convertir en gol cualquier balón que le llega, el campeón de Europa ha recuperado su confianza, pese a que jugadores como Kroos, Isco, Bale o Benzema estén lejos de sus mejores versiones. Zidane les dió a los 4 la oportunidad de jugar (en el caso de Benzema, 20 minutos saliendo desde el banquillo), pero demostraron que distan mucho del nivel de otros de sus compañeros, como Ronaldo, Casemiro y Modric.

Un campo fetiche para Modric

El croata Luka Modric jugó un excelente partido en Ipurúa.

El croata Luka Modric jugó un excelente partido en Ipurúa.

La pasada temporada, Luka Modric jugó uno de sus mejores partidos en Ipurúa. Un estadio pequeño, tradicionalmente mojado y con el césped pesado. Cualquier diría que este tipo de campo choca con la forma de jugar del croata pero, como bien dijo él cuando fichó por el Tottenham y le preguntaron si temía no estar al nivel de exigencia física que se necesita para brillar en la Premier League, “una vez que has jugado en la liga bosnia, estás preparado para cualquier estadio”.

Modric volvía a ser titular por primera vez desde que jugase en la ida ante el PSG, el día de los Enamorados. Aunque jugó algunos minutos en París, el croata había sido baja por problemas musculares y Zidane se cuidó de no arriesgarle en la capital gala pese a lo decisivo del choque. El francés acertó de pleno porque Modric demostró estar en gran momento no sólo de juego, si no de confianza.

Si el aún campeón de liga jugó un gran partido, con Cr7 apuntillando al Eibar con dos goles de 9 nato, el equipo armero volvió a dejar un gran sabor de boca, siendo capaz de empatar tras el primer tanto del portugués con un remate del central balear Ramis, justo antes de lesionarse. El esfuerzo de los de José Luís Mendilibar no tuvo premio, pero desde luego demostraron el porqué de su gran temporada y su más que meritorio puesto en la clasificación de la Liga Santander.

¡Buenas Apuestas!