El Real Madrid se clasificó de forma agónica para las semifinales de la Champions League pese a perder por 1-3 en el Estadio Santiago Bernabéu ante la Juventus. El campeón espera rival de entre el trío formado por AS Roma, Bayern Munich y Liverpool.

Sin hacer caso al Barça

Isco jugó los 90 minutos ante la Juventus, siendo uno de los jugadores más activos de un gris Real Madrid.

Isco jugó los 90 minutos ante la Juventus, siendo uno de los jugadores más activos de un gris Real Madrid.

Parece mentira que viendo lo que le pasó al FC Barcelona en el Estadio Olímpico ante la AS Roma, el campeón de Europa cometiera los mismos errores ante un equipo mucho más experimentado que el giallorossi como la Vecchia Signora. Como a los culés, su rival se le puso por delante muy pronto, aprovechando el agujero negro que fue la defensa blanca anoche. El pase de De Sciglio a Mandzukic fue tan básico como los infinitos balones que le llovieron a Dzeko ante Piqué y Umtiti. Pero también igual de efectivo.

El croata marcaría los dos primeros goles del partido de forma casi idéntica, con Marcelo confiándose por banda izquierda y no cerrando el sitio, y Carvajal no pudiendo con la superioridad física del ex delantero croata del Atlético de Madrid.

La defensa blanca hace aguas

Benatia cometió penalty ante Lucas Vázquez en el minuto 92 de partido.

Benatia cometió penalty ante Lucas Vázquez en el minuto 92 de partido.

No es que el Real Madrid no generase juego y ocasiones de peligro. Lo hizo, pero la pareja de centrales de circunstancias, formada por Varane y Vallejo, demostró no estar a la altura de un partido de semejante nivel. El francés mandó un remate de cabeza al larguero en su mejor aportación del partido. Pese a tener a una nulidad como Gonzalo Higuaín delante, los dos centrales las pasaron canutas en defensa, lo que unido a la alegría con la que defienden ambos laterales, y el mal partido de Keylor Navas, dio argumentos de sobra a la Juventus para soñar con la remontada.

Zidane decidió acabar con los problemas por bandas al descanso, sentando a Casemiro y Bale para dar entrada a Asensio y Lucas Vázquez. El gallego sería decisivo.

La Juventus dejó de inquietar como en los primeros 45 minutos hasta que Navas cometió el error más grosero de su carrera, regalando el tercer gol a Blaise Matuidi. Las alarmas saltaron en el feudo del Paseo de la Castellana ante la más que cercana posibilidad de caer de la misma forma que lo había hecho el Barça un día antes.

Decide Cristiano

Cristiano Ronaldo dio el pase al Real Madrid a semifinales marcando uno de los penaltis más polémicos de la temporada.

Cristiano Ronaldo dio el pase al Real Madrid a semifinales marcando uno de los penaltis más polémicos de la temporada.

Se llegó al tramo final de partido con la sensación de que podría haber una prórroga cuando, en una jugada aislada, Cristiano Ronaldo bajó un balón con la cabeza para dejar solo a Lucas Vázquez ante Gianluigi Buffon. Benatia, que cometió dos duras entradas en el partido y pudo ser expulsado antes, cargó sobre la espalda del extremo gallego e intentó despejar el balón, haciendo caer al madridista. El inglés Michael Oliver no dudó y pitó penalty, provocando las protestas de todos los jugadores turineses y haciendo perder la cabeza a Buffon en el que pudo haber sido su último partido en Champions League. Las declaraciones posteriores de los italianos demuestran el mal perder de un equipo top en Italia, que suele perder en Europa en partidos decisivos.

Era el minuto 92 cuando Oliver pitó la pena máxima y hubo que esperar casi 5 minutos hasta que Cristiano Ronaldo marcó el tanto que daba el pase a semifinales al campeón de las dos últimas ediciones. El 5 veces Balón de Oro no falló, demostrando que él brilla en los partidos decisivos y no como su gran rival generacional.

¡ Buenas Apuestas !