Un buen apostador es aquel que gestiona su banca de apostador de la mejor manera posible. Independientemente de que seas bueno a realizar pronósticos de apuestas, tener una gestión de banca es fundamental para lograr tener éxito en las apuestas deportivas. Caso no tengas conocimientos al nivel de la gestión de banca, considera leer este tutorial para entender mejor como gestionar tu banca y tener siempre capital para realizar tus apuestas.

Para empezar, es necesario entender como funciona la gestión de banca y cuales los términos asociados a esta gestión financiera. Banca o Bankroll es la cantidad total del dinero que tienes disponible para realizar tus apuestas deportivas. Stake: Es el nivel de confianza que tienes cuando realizas un pronóstico, en el que un Stake de 1 es poco confiado y un Stake de 10 es muy confiado. La escala de Stakes es, normalmente hecha de 0 a 10 para medir la confianza en apostar en el resultado que previste. Full Stake: Es el porcentaje de banca que puedes/debes invertir en una determinada apuesta, dependiendo de tu performance al nivel de pronósticos y resultados. Cuanto mejor tu performance media, más grande podrá ser tu Full Stake. Full Stake es por norma colocado en porcentajes, del tipo 5% o 10 % para casos de baja y elevada performance. Apostar más de 10% del valor de la banca de apuestas nunca es recomendable, seas un apostador experimentado o novato.

Distintos niveles de Stake

Para entender más fácilmente como funciona el Stake en las apuestas deportivas, vamos analizar los distintos niveles existentes y como funcionan al nivel de la gestión de banca. Para gestionar correctamente tu banca de apostador es necesario que seas rigoroso al nivel de los Stakes, o sea, que apuestes solo un 10 cuando tengas realmente mucha confianza en tu pronóstico, y que uses Stakes más bajos para pronósticos que consideres ser correctos, pero de los cuales no estás 100% seguro.
Veamos:

  • Stake de 1 o 2. Por norma un Stake tan bajo significa que no tienes mucha confianza en el pronóstico que estás haciendo, sea por que estés apostando en el no favorito o por que la probabilidad (odd) para tu apuesta es demasiado alta.
  • Stake de 3. Por norma un Stake de 3 significa que tampoco existe mucha confianza en el tipo de apuesta y/o existe poca información disponible para analizar un determinado partido. Para lograr buenos resultados en apuestas deportivas, es necesario tener mucha información respecto a los equipos y los partidos, por lo tanto, cuando eso no pasa, el Stake tiene de ser forzosamente bajo para evitar riesgos innecesarios.
  • Stake de 4, 5 o 6. Estos tres niveles de Stake son por norma los más utilizados en apuestas deportivas, e indican que el apostador tiene conocimiento respecto al evento que está analizando, pero apuesta de manera moderada para evitar cometer errores o riesgos innecesarios. Por norma, cuando se obtiene bastante información respecto a un determinado partido y se prevé un posible resulta, se utiliza un Stake entres los niveles 4 y 6 dependiendo de la confianza en el resultado final.
  • Stake de 7 o 8. Un Stake tan alto debe ser utilizado en especial cuando encuentras oportunidades increíbles de apuestas como una Sure Bet o una Value Bet. En ambos los casos, es posible realizar un Stake de nivel 7 o 8, ya que la confianza en el resultado final es por norma bastante elevada.
  • Stake de 9. Un Stake de 9 prevé que estés prácticamente seguro de que tu pronóstico está correcto y que por lo tanto tienes mucha confianza en el resultado final esperado. Para un Stake de este tipo se aplican la mismas normas aplicables a las Sure Bets y Value Bets.
    Stake de 10. Por norma un Stake de 10 indica que el apostador está seguro al 100% de que va vencer su apuesta. Utilizar un Stake tan alto deberá ocurrir muy pocas veces y solo cuando estés realmente seguro de que tu apuesta va a ser ganada.

Infelizmente muchos apostadores cometen errores innecesarios en la gestión de su banca, como por ejemplo, utilizar Stakes de 9 o 10 en pronósticos en el que nivel de confianza no es tan elevado. Es necesario ponderar en la utilización de Stake tan altos, caso contrario los resultados no serán satisfactorios y el más probable es que consumas tu banca de juego muy rápidamente, no viendo resultados provechosos de eso.

Tipos de Gestión de Banca

Ahora que ya sabemos como funcionan los Stakes y cuales los distintos niveles que existen, es altura de ponerlos en práctica. Un Stake es básicamente un nivel de confianza en una apuesta, pero no la apuesta en si. Para realizar tus apuestas deportivas, usando métodos de gestión de banca, es necesario un poco más de que definir un Stake. Existen dos métodos de gestión de banca muy conocidos y ampliamente usados en la industria de las apuestas deportivas, y son precisamente aquellos que te recomendamos explorar como más atención. Veamos:

Gestión Linear

Las Gestión Linear de banca de apuestas es el método más frecuentemente utilizado en las casas de apuestas depostivas. En este tipo de método, el Full Stake se divide de manera linear en 10 partes iguales. Para calcular un Stake de una apuesta, es necesario usar una pequeña fórmula matemática, para que entiendas en concreto cual el valor que deberás apostar en un determinado resultado, dependiendo de tu nivel de confianza (Stake) y de tu performance como apostador (Full Stake). Veamos: Si tu Full Stake es de 40 Euros, y tu pronóstico es de un Stake de nivel 6, entonce el valor que debes apostar es igual a 40*6/10 = 24 Euros.

Gestión Exponencial

La Gestión de Banca Exponencial es un método de gestión de banca más profesional y utilizado por apostadores profesionales en todo el mundo. Sin embargo, es un sistema de gestión de banca ligeramente más complexo que el anterior. Na gestión exponencial, tu Full Stake también se divide entre 10 partes, siendo que parte varia exponencialmente de acuerdo con el grado de confianza que tengas en tu pronóstico de apuesta. Para calcular el valor de una apuesta utilizando la gestión exponencial, es necesario usar la fórmula matemática siguiente: Stake(x) = FullStake*coeficiente(10-x). Veamos un ejemplo: Si tu Full Stake es de 10 Euros y el coeficiente es de 0,67 y el pronóstico es de Stake nivel 7, entonces el valor que debes apostar en ese pronóstico es igual a 10*0,67(3) = 3,01 Euros.

Dinero en varias Casas de Apuestas

Juntando a todos los métodos existentes, es recomendable también que tengas capital disponible en varias casas de apuestas, ya que es común encontrar probabilidades (odds) muy diferente entre cada una de ellas. Al tener varias bancas disponibles en varias casas de apuestas, tienes la posibilidad de elegir en cual casa de apuestas pretendes realizar tus apuestas deportivas para un determinado evento. Este tipo de gestión de múltiples bancas de juego, es también una manera de ganar más dinero, aprovechando las mejores probabilidades ofrecidas por las distintas casas de apuestas.

Gestión de Banca por tipo de Deporte

Otro aspecto importante al nivel de la gestión de banca es sin duda la análisis por diferente tipo de deporte. Como apostador es probablemente mejor en un determinado deporte respecto a otro. Para gestionar de manera más correcta tu banca de apostador, es aconsejable que tengas bancas distintas por tipo de deporte y por tu nivel en cada uno de ellos. De esa manera, tus performances como apostador en partidos de Tenis, no afectarán tu banca de apuestas en Fútbol y viceversa.

¡Buenas Apuestas!